¿Cómo nos podemos cuidar en verano?

Publicado por: Herbolario Índigo En: Mundo Índigo En: lunes, mayo 27, 2019 Comentario: 0 Golpear: 319
El verano es una época donde desconectamos, estamos de vacaciones, cambiamos nuestros horarios etc. 

En definitiva, es el momento de descanso y de pasarlo bien, irse a la playa, festivales, salir a tomar algo, etc.

Pero debemos pararnos un momento y pensar si estamos haciendo bien las cosas ya que también es la época de descuidar nuestra salud.

Uno de los principales peligros del verano es la exposición al sol y a las altas temperaturas, sobre todo en las horas centrales del día, las cuales conviene evitar. Esto puede provocar golpes de calor, deshidratación o quemaduras solares, por lo que es fundamental el uso de crema solar y la hidratación.

 

Alimentación sana en verano

 

Como hemos comentado antes en verano solemos cambiar nuestros horarios y uno de los alterados son los de las comidas, incluso a veces saltamos comidas como el desayuno, una de las más importantes aunque la gente no lo crea, debido al trasnochar y por consiguiente levantarse más tarde y hacer la comida directamente.

En verano se debe comer de forma equilibrada, pero reduciendo la ingesta de grasas ya que las calorías en verano son menos necesarias, por el contrario alimentos frescos como la fruta son más recomendables.

Es recomendable realizar 4 o 5 comidas al día más ligeras que hacer 3 pesadas cocinadas a la plancha, horno con menos aceite para así facilitar la digestión.

La alimentación debería contener hidratos de carbono para que así nos den energía para todas las actividades y prevaleciendo el pescado a la carne.

 

¿Qué alimentos nos protegen del sol?

 

La zanahoria es rica en betacaroteno que contiene vitamina A, lo que aumenta la capacidad inmunológica de tu sistema.

La sandía es rica en licopeno. El British Journal of Dermatology publicó un estudio que ha demostrado que esa sustancia reduce en un 40% el riesgo de quemaduras solares.

Los cítricos contienen vitamina C, que es fundamental para el colágeno y para la cicatrización de heridas y la piel que se resiente por el sol.

El té verde contiene polifenoles que reduce la evolución de tumores y también el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.

Las nueces contienen Q10 que es un antioxidante que refuerza la piel.

El pescado azul, rico en omega 3, bloquea sustancias que favorecen el cáncer de piel.

Las semillas, ricas en zinc, refuerzan las defensas y reponen antioxidantes perdidos por los rayos UV.

 

Comentarios

Deje su comentario

Últimas entradas del Blog