Intolerancia a lactosa: alternativas

Publicado por: Herbolario Índigo En: Mundo Índigo En: jueves, enero 28, 2021 Comentario: 0 Clicks: 257
Intolerancia a lactosa: alternativas

Cada vez es más frecuente que escuchemos las quejas que ocasiones el consumo de lactosa entre las conversación de nuestro entorno. 

La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche de vaca y otros productos derivados y para que sea digerida por nuestro cuerpo,  la enzima lactasa es la encargada de descomponerla correctamente en el intestino delgado. 

En torno a los 4 años aproximadamente, la producción de esta enzima disminuye, llegando incluso a desaparecer en la edad adulta, lo que hace que la intolerancia a la lactosa sea una enfermedad más común de lo que pensamos. Si bien no se trata de un problema grave, tras el consumo de lactosa, se desencadenan una serie de síntomas digestivos que pueden resultar muy molestos para la persona, tales como dolor abdominal, náuseas, hinchazón y distensión en el vientre, etc.  

Gracias a los avances de la tecnología alimentaria, hoy en día podemos garantizar un buen aporte del calcio que necesitamos a través de diferentes alternativas. La fabricación de la leche sin lactosa nos permite un consumo regular eliminando los problemas digestivos asociados a la intolerancia, pero también tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de opciones vegetales con sabores diferentes y todos los nutrientes que nos aportan los cereales y semillas.  

  • Quizá la leche de soja es una de las más populares y consumidas debido a su riqueza en hidratos de carbono, minerales, fibra, y su bajo contenido en grasas. Sin embargo, puede ser indigesta para algunas personas y destacar su carácter insípido, por lo que sigamos indagando en las posibilidades.
     
  • La leche de avena, sin embargo, es digestiva, posee un sabor suave y además de por sus propiedades nutritivas, destaca por ser un relajante natural para el sistema nervioso.

  • Los más pequeños estarán encantados de disfrutar de un buen vaso de leche de arroz debido a su sabor dulce. Y su alto aporte de ácidos grasos Omega 3 y 6, así como vitaminas D y B12, lo convierte en un aliado perfecto contra la edad debido a sus poderes antioxidantes del que poder beneficiarse los adultos.
     
  • La leche de almendras será tu elegida si quieres reducir calorías, regular tus niveles de azúcar y controlar el colesterol. Y te quedarás sorprendido con la potente fuente de energía que te aportará la leche de coco. Además, de aumentar el rendimiento, previene la anemia o las dolencias musculares, pero ojo, no nos olvidemos de su alto contenido en grasas para consumirla en cantidades moderadas. 
     
  • Leche de sésamo, nueces, avellanas, de quinoa, trigo sarraceno… Como ya te adelantábamos, el abanico de opciones es enorme, por lo que no te quedes con las ganas de probarlas y experimentar la que más te gusta y mejor te sienta, o combinarlas según la que más te apetezca en los diferentes momentos del día. 


Comentarios

Deje su comentario